lunes, 29 de abril de 2013


   Esta entrada tenía que haberla hecho el día del libro, el 23, pero ya sabéis que ando últimamente arrastrando pereza para el blog, de modo que más vale tarde que nunca.
  Sabéis también que llevo una temporada -como cada invierno- en la que no leo apenas, cosa increíble en mí, y, mucho menos, escribo. Desde aquella época apasionada, cuando acabé el trabajo en la guardería y me puse a escribir relatos -escribí tres, pero eso parece mucho cuando te está urgiendo y atacando día y noche hasta que los escribes y luego les corriges cien cosas-. Después me puse con la novela de Alba, otra vez con toda la inspiración que no podía hacer otra cosa, así estuve septiembre y parte de octubre. Comprensible, por tanto, que cuando dejo de escribir, no quiera ni pensar en ello, porque me queda el recuerdo de una gran felicidad, sí, lo admito, pero también la angustia creativa que no te deja ni mantener una conversación normal, ni concentrarte en la más sencilla de las películas, ni siquiera salir a dar un paseo sin tener que detenerte varias veces para apuntar algo "que me acaba de venir a la mente", que luego tengo el móvil lleno de notas raras que a veces ni yo misma comprendo.
 Así que, entre la mano fastidiada (se curó con una filtración, hace ya un mes), la depre de mi pareja, mi propia depre, la casa llena de goteras de tal modo que hemos tenido que cambiarnos de dormitorio porque en nuestro cuarto corría el agua... pues eso, que no he dado un palo al agua.
 Hasta hace unos días.
 Primero fue un relato que me iba punzando, que tenía medio ideado desde el verano pasado, pero ahí estaba, en la nebulosa.
 Después, mi prima, que me dijo que mis relatos siempre eran tristes y deprimentes. Eso me quitó las ganas de escribir el relato pensado, hasta que el subconsciente le fue dando giros y convirtiéndolo en algo más dulce, más esperanzador.
 Y una vez escrito, se lo mandé a Anais -como siempre- y a mi vampirita Dawa, y ahí lo tengo, archivado. Quiero mandarlo a un concurso, a ver si tuviera suerte, pero no es hasta agosto. Es un concurso de un pueblo, nada muy importante, pero a mí me haría mucha ilusión porque para ese concurso escribí mi primer relato -"La Hora Cero", que no ganó ni fue finalista ni nada, evidentemente- y eso me abrió las puertas a muchos buenos ratos que no son agobiantes como cuando escribo novela, que me absorben unas horas, un par de días a lo más, y luego ya me regalan el gusto de releer, buscar sinónimos, corregir la puntuación, cosillas que me entretienen sin agobiarme.
 Así que, ya despierta de nuevo la vena creativa, estuve holgazaneando por Internet, mirando concursos en los que me gustaría participar pero que son "de lujo", así que no vale la pena ni intentarlo; leyendo convocatorias en las que piden un relato sobre un tema determinado, y eso despierta la imaginación y es como un reto. Así que, por fin, me puse: escribí un relato, busqué tema para otro, lo apunté, me pareció muy difícil, lo olvidé, escribí otro sobre el mismo tema que el primero...¡ puedo ser muy pesada, lo reconozco!, luego me río de ello pero soy capaz de batir el hierro cinco o seis veces con un mismo tema, y es mi pobre Anais la que lo paga, porque todo se lo mando a ella, a ver cuál le gusta más.
 De modo que tengo escritos en este mes tres relatos de unas cuatro páginas, intentando no ser tan deprimente para que mi prima no se agobie, que está también pasando una racha muy mala y me gustaría contribuir un poco a animarla. Ahora estoy escribiendo uno a mi gusto totalmente, más largo, con un misterio  entremedias, con un final inesperado... y hasta lo estoy dosificando para no acabarlo en un día, llevo ya dos y espero retenerme y no acabarlo hasta mañana.
 Y, para lo que va la entrada: en escritores.org vi convocado un concurso de relato muy breve: máximo 500 palabras, o sea, una página. No es un microrrelato -nunca los he escrito, tendré que ponerme cualquier día- pero es algo cortito, como un juego, algo con lo que disfrutar y punto. Era por e-mail, otro punto a mi favor -y al suyo- porque no tienes que preocuparte de imprimirlo, que yo eso lo tengo peor porque tengo que ir a Córdoba a una copistería, ya que aquí me cobran un pastón por folio -cinco veces más que en Córdoba- y eso de tener que ir a la ciudad ya requiere mucho tiempo, organización, en fin, que no lo hago más que de higos a brevas.
Así que escribí... no uno, sino dos relatos -ya os digo que soy pesada-. El concurso lo convocaba la webb www.mujeresmoteras.com , y el relato tenía que versar sobre las motos. ¿premio?: una camiseta y una mochila de Mujeres Moteras. Los escribí, los mandé, y voilà!:
 Arriba está la mochila, que es ligera como una pluma, ya la he llevado adondequiera que he ido desde que la recibí el viernes. Y abajo está la camiseta, que la he fotografiado por detrás y con la manga doblada para que se vea bien el dibujo y las letras "pasión por las motos".
 Si queréis verla por delante, y puesta, y con moto incluida, picad aquí:
Mujeres moteras. I concurso de relato breve.
y  ahí mismo podréis también, si os apetece, leer el relato, "In Memoriam", y todos los demás relatos que participaron en el certamen. El siguiente, "Tres Chicas Gilmore", es también mío. De camino, echáis un buen vistazo a la webb Mujeres Moteras y conocéis a Berta Doria, la promotora. Es simpatiquísima, hablé con ella cuando me llamó el día de San Jordi, a mediodía, para decirme que había ganado, y me hubiera quedado dos horas charlando con ella.
 Sigo con un par de entradas pendientes, pero será para la próxima vez. Antes de despedirme, quiero avisaros a todos de que el 1 de mayo, en Córdoba, será la Batalla De Las Flores, que es algo digno de ver y en el que te diviertes muchísimo participando, recogiendo los claveles que te tiran desde las carrozas y tirándoselos de nuevo, en la más fragante y colorida batalla que podáis imaginar.
 Y después, el concierto de Primavera de Radiolé, como todos los años. Entre otros, tocan Medina Azahara, La Húngara, Los Calis...
 (Que sí, que sí, Ester, que ya mismo estoy haciendo la entrada con el premio Cani, que yo creo que a lo tonto, a lo tonto, me lo estoy ganando a pulso).
 Total, que si tenéis posibilidades de venir, Córdoba en mayo es lo mejor de lo mejor, y tiene un olor especial e inolvidable que os marcará para siempre.
  Así, ¿cómo no salir de la depresión del invierno?

29 comentarios:

  1. No voy a poder viajar a Córdoba, y créeme que lo siento, me gusta muchísimo, espero que las flores, los patios, los santos, las estrellas, los niños, el cielo…Alguien te alegre los días, que se quiten las depres, que el mundo se pare para que tu te subas y gires con alegría, que la vida es un rato, tres o cuatro días sin contar los de resaca.
    Por el premio no te preocupes, el domingo te dejo otro en mi blog, este lo he creado yo y te lo doy a ti que fuiste la primera en darme uno a mi.
    Es mi aniversario de blog y lo celebro con la creación de un premio.
    Escribe, reescribe, ojala te den todos los premios, dime como me apunto de jurado y te echo una mano jeje.
    Abrazos y volveré para leer que ya no hay goteras ni en tu casa ni en tu mente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, guapísima, tú siempre la primera para comentar mis entradas, por mucho que las espacie, y para dar ánimos.
      Ya te digo, mayo no es mes para depresiones en mi tierra, la cosa va mejor, llueve pero ya no tanto -espero- como para que haya goteras todavía, el huertecito va de lujo, este año las fresas tienen el mismo sabor que cuando yo era chica -¿lo has notado?- y te diré que me sentí muy cani porque fui a un concierto de Los Chichos y disfruté como no te puedes imaginar. Son los momentos en los que piensas que vale la pena vivir.
      ¡Un año ya de blog! Ha pasado muy deprisa, mirándolo así, recuerdo cuándo entraste en mi blog por primera vez, enseguida me fascinó tu forma de escribir y de expresarte. ¡Feliz aniversario!
      Un beso, Ester, guapísima.

      Eliminar
    2. Me acabo de dar cuenta que no es el domingo, es el miércoles cuando dejo tu premio, el día 1 empecé con el blog. Siento el error. Y las fresas están riquísimas y yo las preparo con vinagre ¡Deliciosas! Un beso

      Eliminar
  2. Para cualquier cosa, nunca es tarde si la dicha es buena.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, Pitt, dichosos los ojos que te leen por aquí... te echaba de menos.
      Un abrazo para ti, también.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena por el premio.

    Me pongo con el relato, si no me coge el sueño, si es así lo acabaré mañana.

    Saludos desde El Bierzo.

    ResponderEliminar
  5. Un poquillo triste el final del premiado.


    En el otro la jodida crisis puede romper hasta las ilusiones.


    Pero ecándole imaginación se puede superar hasta la crisis.


    ¿ estaban buenos les trigueros ?


    Saludos desde El Bierzo.

    ResponderEliminar
  6. Paco, a mí me gustan los espárragos de nueza, los trigueros me parecen un poquillo amargos para mi gusto. Las vinagreras también están buenísimas con ajitos fritos y un poco de pan frito majado, como las espinacas. Y hablo en el relato con conocimiento de causa porque del campo sacamos muchas comidas que están para chuparse los dedos.
    Sé que el final de In Memoriam es un poco triste, pero tenía que serlo para que dijera lo que yo quería que dijera. Por eso mi prima me dice que mis relatos casi siempre son demasiado deprimentes en los últimos tiempos, sin embargo un final triste no implica que el desarrollo del relato lo sea también.
    Un abrazo desde Villafranca el último día de abril, lloviendo y con un frío de enero.

    ResponderEliminar
  7. Hola amiga bloguera. Vengo desde Autodidacta.
    Me alegra ver que te apasiona la escritura; a mí me encantaría escribir una novela, es mi sueño, pero me siento incapaz de hacerlo en la vorágine de la vida. Necesitaría más silencio o mayor soledad o ambas cosas.
    Mi hermana es cordobesa así que te reconozco el gusto por esta bonita ciudad.
    Muchos besos y enhorabuena por el premio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Luisa! Te comprendo, a veces la vida nos lleva tan en volandas que no nos deja tiempo, o claridad mental, para nada. Yo, por desgracia, estoy parada, y eso me permite hacer lo que quiera cuando quiera: si quiero quedarme escribiendo hasta la madrugada, o si quiero levantarme al amanecer, puedo hacerlo. No es bueno, pero ya que lo tengo, pues claro, puedo aprovecharlo.
      Si escribir una novela es tu sueño, verás cómo llegará un día en que te pondrás a hacerlo, aunque el trabajo te quite horas, aunque las preocupaciones te impidan concentrarte tanto como tú quisieras. Dale tiempo al tiempo.
      Te visitaré muy prontito en tu blog. Besos, y gracias, guapa.

      Eliminar
  8. Hola felicitaciones. Linda entrada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, guapísima. Gracias por visitarme. Un besito!

      Eliminar
  9. ¡Vaya plantel! Nunca había oído hablar de la Batalla de las Flores, ¡suena genial!
    La verdad es que tenemos pendiente un finde largo en Córdoba Nuria y yo, y cada vez nos das más razones para ir, por cierto, espero las fotos prometidas en el blog.

    Besos apretaos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pelayo, ¿te puedes creer que repaso la entrada y no veo qué fotos prometí? De la batalla de las flores, no, seguro, porque no me quise llevar la cámara para poder correr a coger claveles y devolvérselos a las gitanillas de las carrozas, que en eso consiste la batalla. Del concierto tampoco, es que no me llevé la cámara, vaya, que aquí en Córdoba se sabe que a media mañana ya estás muerto de calor y solo quieres una cerveza fresquita y tener las manos libres, la chaqueta amarrada a la cintura y el pelo recogido como sea.
      Ahora me voy a ver salir la romería del Carpio, que llevo 18 años en Villafranca y no he ido todavía nunca, así que ya toca. Ahí sí haré fotos, a ver si es bonita, seguro que lo es.
      Ya lo creo que debéis venir a Córdoba, merece la pena de todas, todas, y ahora hasta han puesto un bus turístico, como en Granada. Yo quiero ir la semana próxima al museo de Julio Romero, que me va picando in mente escribir algo en el que él participe, y no me basta con el recuerdo de sus cuadros, quiero verlos otra vez, a lo tonto, hace también cerca de 20 años que no los veo. Cómo pasa el tiempo...
      Besos apretaos, Pelayo.

      Eliminar
    2. No lo prometiste en el tuyo, sino en el mío:

      Además, en mayo hay tantas fiestas y cosas dignas de ver en Córdoba, que no me arrancaría de aquí. Ya mismo empiezan los patios y prometo fotos en el blog, que siempre lo planeo y luego no lo hago.

      Besos apretaos.

      Eliminar
    3. Es verdad, ¡fue en el tuyo!, por eso no lo encontraba. Los patios empiezan el día 8, yo iré algo más adelante para no pillar demasiadas colas, que soy muy impaciente y enseguida me estreso y me quiero ir... De verdad que pondré fotos (si no ocurre algo que lo impida y tal, claro), e intentaré ver los patios de la calle Barrionuevo, que son diferentes a lo siempre visto, son los llamados "modernos", pero a mí me gustan, la verdad, más que los clásicos de macetas por todas partes, geranios, claveles y poco más.
      También saldré mañana a dar un paseo con la cámara, a ver si fotografío las cruces de Villafranca, aunque creo que este año han puesto muy poquitas, por la p. crisis. Si ahora, Pelayo, lo que está de verdad para quedarte con la boca abierta, es el campo.Vamos todos los días a dar un largo paseo con mi perro (Niebla) y no damos abasto con los ojos mirando para todas partes, de lo bonito que está, yo creo que han nacido flores que no se conocían aquí siquiera, nunca ha llovida tan bien dosificado como en esta primavera.
      Vale, que me enrollo siempre como una persiana. ¡Besos apretaos!

      Eliminar
  10. Mi niña preciosa, cuánto me alegro de ver esa fotito tanto de la mochilita como de la camiseta (¡¡Son la caña de bonitas!! *.*), FELICIDADES MI PEQUEÑAAAA GBLR *O*

    ¡¡Si es que eres una crack!
    Espero que disfrutes de lo lindo de tu premiecito - premiazo más bien, ¿verdad?-ya me puedo imaginar la gran ilusión y el nerviosismo que debió entrarte cuando te enteraste, que sé lo que es y sé también que es buah...única o lo siguiente mejor dicho la sensación que te entra por el cuerpo.

    Felicidades de Verdad *O*

    En cuanto a la batalla de las flores... suena precioso.
    Me da igual mi alergia al polen...TIENE QUE SER LA CAÑA poder vivir eso.
    Espero que disfrutes también muy mucho de ella.
    Y una pqueña confesión; Tengo adoración absoluta por las " coronas" de flores (las que se ponen en la cabeza...que no soy tan macabra y sé que ha sonado a eso xDDDD), es que no sé exactamente cómo se llaman, pero es que me encantan te lo digo de verdad, de hecho, si algún día me caso, cosa que dudo muy mucho me encantaría ponerme una *Se pone rojisima*
    Ya te digo es que me encantan, pero no esas que parecen muy " bastitas" con demasiadas flores ocupando toda la cabeza, no, no si no las que son mucho más finitas y bordean y queda muy lindo.
    *Se vuelve a poner roja*

    En cuanto a Medina Azhara...¡¡Disfruta!! Les adoro *O*

    " Necesitoo respiraaar y sentir el aire fresco y decir cada mañana que soy libre como el viento"

    Y por supuesto..."Córdoba" cómo no, creo que me enamoré de Córdoba gracias a ellos fijate lo que te digo, pero es que a ciencia cierta no sé que tiene Córdoba que es...otra cosa, otro aire, otra elegancia, otra belleza...preciosa. Y sus gentes... Que me imagino que de todo habrá en la viña del señor...como en todas partes, pero no sé qué tenéis las personas de allí - por lo menos con los que he tenido la suerte de toparme-, que sois todos geniales y adoradores.

    Nena...no sé como me lo monto pero te empiezo a cascar y cascar y cascar...y mira los pedazos de comentarios que me tiro XD La confianza será... xD

    ¡¡Mil Besazos Mi Gatiga Blanca-Cordobesa Preciosa!!

    ¡¡MUUUUUUUUUUUACKS!!

    PD: Gracias Mil por mencionarme en la entrada, ¡¿Cómo se me iba a ir a mi decirtelo?! Me ha gustado mucho y me ha hecho mucha ilusión... para que veas con lo poquito que a se me hace feliz xD

    *Ronroneitos

    =^.^=

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Dawy, premiecito, sí. Y sin embargo a veces nos hace más ilusión un premio pequeño que otro grande, yo creo que por eso estoy condenada a los pequeños, total, con lo que los disfruto... La mochila ha dado ya más viajes que un maletín roto, y eso que apenas hace una semana que la tengo, y la camiseta no me la he podido poner más que dos días porque ya ha vuelto el calor y es de invierno, pero el año que viene ya verás la paliza de Mujeres Moteras que daré, y es que, aparte de haberla ganado, es muy bonita, me encanta esa "M" formada por dos zapatos de taconazo, es la caña.
      La batalla de las flores -solo claveles- estuvo bien, aunque este año hubo mucha más gente y mucha, pero mucha más impuntualidad, lo que ya le quitó bastante gracia para mi gusto. Tenía que empezar a las 12 según la página webb del Ayuntamiento, ya cuando llegamos allí vimos que la habían retrasado para las 12.30 por las manifestaciones del 1 de mayo, que este año eran dos, no una, y unos querían unirla y otros no se querían unir... en fin, todo un ejemplo.
      Pero es que dieron la 1.30 y allí estábamos, esperando que empezara, y nada. Así que imagínate ya la impaciencia, el calor, las colas en los kioskos para comprar bebidas, que tuvimos que irnos al 5º pino a buscar algo donde no hubiera tanta cola... y luego, llegamos al concierto ya tarde, y ya habían cantado varios. Medina Azahara, no, ellos fueron el broche final. ¡Son incombustibles! Y después de ellos, ya nos fuimos, claro, muertos de hambre pero contentos, al menos, de un día diferente.
      Lo de las coronas de flores para el pelo, es verdad que son una preciosidad, si son finas, como tú dices, y si cuelga alguna guirnalda de flores pequeñitas mezclándose con el pelo, me encanta ya del todo.
      Gatita, que me voy de romería, preciosa. ¡Ronroneítos por sevillanas!
      =^.^=

      Eliminar
  11. Felicidades. El premio es más algo simbólico pero hace ilusión ^^ con sólo saber que has ganado.

    Lo de la infiltración... qué cosilla me da. Si hubiera seguido con los problemas en el pié me habrían tenido que hacer una y me esforcé mucho por la recuperación. Uf, no me quiero imaginar, tiene que doler mucho.

    Espero que todo lo que escribas vaya viendo la luz :D

    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Misaoshi. En realidad me hacía mucha ilusión, aparte de por saber que ganas, que eso siempre te deja con la sonrisa boba para varios días, por la mochila, ¡es tan graciosa! Yo soy muy pegosa y me gustan esas tonteriíllas... y a ti te encantarían esos zapatos, seguro. Son la caña.
      Lo de la filtración no te creas que fue nada, dolió un poquillo, pero antes me echó frío para que se durmiera y casi me molestó más el frío que el pinchazo, que duró un rato, pero que no fue nada. Después notaba que se me iban durmiendo la mano y el brazo, muy raro, pero imaginé que sería normal y no me rallé. Y al cabo de unos días, los dolores se fueron yendo. ¡Genial!
      Un beso, guapa, que hoy es festivo en el pueblo de al lado y vamos a disfrutar de estar parados, ya que estamos, nos pongamos como nos pongamos.

      Eliminar
  12. Enhorabuena por participar y ser merecedora de estos regalos que te proclaman como motera real :):):)

    Pues sí que tienes trabajos en perspectiva.
    Espero que la musa te acompañe y los acabes todos y más.

    Oye, que estuve en Córdoba el día 1 previa visita a Montoro y que me lo paseé genial en ambos lugares. Córdoba estaba preciosa.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No me digas, Trini! ¿Verdad que está muy bonita? Supongo que verías algo del ambiente festivo, las cruces, etc. Este año, además, tenemos una primavera hermosísima, con más flores de las que yo había visto desde no sé cuántos años.
      Montoro también está cerca de aquí, aunque fíjate que yo no he vuelto a ir desde 2007, cuando iba al mercadillo. Parece mentira que hayan pasado ya seis años, siempre pienso: "tengo que ir, tengo que volver...", y nunca lo haces.
      Yo tengo muchas ganas de ir a Ronda, a ver si pudiera ser. Me gusta tanto el tajo de Ronda, y el camino, en tren, es una maravilla, pero con las perspectivas que tenemos, lo dudo.
      Un beso muy grande!

      Eliminar
  13. Pero que rebonitos son los dos relatos, vengo ahora mismo de leerlos y me han encantado. Son como la vida misma, un trocito de la tuya que nos regalas, un recuerdo a tu padre que tanto lo merece, un poco de nostalgia de tu infancia. La verdad es que no me han resultado deprimentes muy al contrario los veo tan tiernos, tan sencillos...como si nos hubieses abierto una ventana a tus afectos. A tus padres, a tu hija, a tu Gilmore. La vida esta llena de cosas tristes, demasiado grises a veces...pero las mujeres como tu la llenan de color para los que tienen cerca. Fijate que a mi me estan llegando borbotones de claveles a la imaginación, su fragancia, sus colores...Ummm que pena no haber podido pasar por Cordoba.
    Enhorabuena por este nuevo premio y ya he visto que estas echa toda una motera en la otra web. Siempre es un regalo leer algo tuyo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Neuriwoman, gracias, preciosa! Me alegro mucho de que te hayan gustado, sobre todo de que no te resulte deprimente el de In Memoriam, no lo escribí con tristeza. Tampoco es autobiográfico... aunque siempre ponemos mucho de nosotros en lo que escribimos, evidentemente.
      Si no ha sido este año, que sea el otro, o el otro, pero no dejes de pasar por Córdoba en mayo, que de verdad da gloria mirar y oler. Huelen los naranjos, los jazmines, las damas de noche, las flores del campo, es una sinfonía de colores y olores... Y también huelen las tapitas de los chiringuitos, por supuesto. Ahora, el día 14, víspera de la romería de mi pueblo, se hace la Huevada, en la que fríen 15000 huevos, te los dan con pan, con copita de vino... vamos, algo lindísimo. Esa noche hay baile hasta el amanecer, y mucha gente empalma con la romería. Yo ya no estoy para esos trotes, me quedo hasta las 3 o las 4 y luego por la mañana salgo a hacer "el camino", que es lo que más me gusta de la Romería. Si alguna vez te puedes escapar, te lo aconsejo.
      Gracias por tus piropos. Un abrazo fuerte, guapísima.

      Eliminar
  14. Felicidades por haber resultado ganadora, pero principalmente por animarte a escribir y concursar, creo que no debes pensar que algún concurso es mucho para lo que escribes, ya ves, sólo es enviarlos y veras que recibes grandes satisfacciones.


    Felicidades de nuevo y un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cartoncita. Es verdad, me paso meses sin escribir y no por falta de ganas, sino por... miedo, a cómo me ataca la escritura. Yo creo que por eso me puse a mandar estos relatos a un concurso, era como un estímulo. Me ha dado mucha alegría, es verdad, aunque ahora otra vez estoy sin escribir. Dejé a medias un relato que me gustaba mucho, creo que son rachas que pasamos en la vida, y yo llevo una un poquillo rara, a ver si la supero de una vez.
      Un besazo!

      Eliminar
  15. Parece como si tuvieras miedo a volar cuando la verdad es que yo no sé qué tienes que perder. Me alegro de que ganaras porque a nadie le amarga un dulce. Me alegro también de que lo de la muñeca se haya resuelto. A mi compañera María le duró más. No sé, incluso, si en este momento lo tiene resuelto pero ahora no la veo porque yo no voy por la escuela. Ahora me dedico a los discapacitados, pero sin cobrar por ello. Bueno, a lo que voy, que abras las alas, que no tienes nada que perder y todo que ganar. Ahí te mando un beso por si te ayuda. Si tuviera un correo tuyo te mandaría mi símbolo de esta época, que son las celindas. Como no sé mandarte una imagen, te mendaré un beso blanco como ellas

    ResponderEliminar
  16. Mi niña, me alegro muchísimo por tu premio, dicen que el que la sigue...
    El escribir, es la mejor forma de evasión, la imaginación vuela, emprendemos un viaje y nos dejamos llevar por él y, al mismo tiempo, vamos escribiendo lo que vemos, lo que sentimos y lo que queremos decir.
    Para mí, ha sido un recurso estupendo para liberar sentimientos.
    Hacía tiempo que no sabía nada de ti, pero me satisface el saber que vuelves con energía, contenta y rodeada de premios.
    Te dejo un fuerte abrazo con mis cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar

Contacto

Ana Vega Burgos
anavegaburgos,@hotmail.com